Ningún plan de comunicación está completo si no se realiza un seguimiento de los eventos y las comunicaciones difundidas. Labak ofrece un servicio de monitorización de las repercusiones y las reacciones que puedan tener los eventos, tanto en los medios de comunicación tradicionales como en las redes sociales.